El sentido de los años

La vida no se detiene, el tiempo pasa y de repente te encuentras un día mirando las huellas que has dejado atrás, sintiendo el peso de los años en tu piel y reconectando con cada recuerdo que te inunda el corazón de amor y que ha forjado a la persona que eres en la actualidad.

Aquellos niños que veías en tu adolescencia ahora empiezan sus aventuras de la vida adulta y entonces comprendes que tú también te has hecho mayor, te ves reflejado en esos ojos que se quieren comer el mundo y recuerdas el anhelo que también invadía tu corazón años atrás.

Cada parte de ti guarda experiencias y sensaciones, los años pasaron sin que siquiera notaras el crecimiento y sabiduría que se instalaron en ti.

En estos días me he descubierto a mi misma filosofando sobre el sentido de la vida… el sentido de mi vida; y como es natural, ha cambiado con el paso de los años, ha evolucionado y cada día se fue haciendo mas terrenal y menos soñador.

Ya no pienso en comerme el mundo de un bocado, más bien pienso en comerlo lento y saboreando cada bocado; hoy elijo reír y abrazar más a mis seres amados; escojo mis batallas, estoy en la edad perfecta para cuidarme, amarme y consentirme… de lo contrario el día de mañana la factura será alta.

Cada mañana me descubro una sonrisa más autentica, miro a mi familia a los ojos y veo nuestra historia a través del brillo de su mirada, me encuentro en cada anécdota, en cada carcajada compartida, en cada lagrima sostenida, porque eso somos, eso es la esencia de lo que sostiene la vida y que al final solo podemos resumirlo en una palabra… amor.

Amor por vivir, por compartir, por pertenecer, por crear, por soñar, por llorar, por sonreír, amor por amar y amor por darlo todo de ti en cada paso de tu vida y a cada persona que te haga ver y sentir la magia de existir.

El sentido de tu vida lo vas marcando en cada paso del camino y con cada circunstancia que se te presenta, solo asegúrate de que tu esencia sea quien defina el rumbo, permítete serte fiel a ti mismo y haz que cada mañana esté llena de vida.

Arita

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.